Imagenología Médica

Radiología Médica

El origen etimológico del término procede del latín y del griego, ya que es fruto de la suma de palabras dichas en dos lenguas:
-El sustantivo latino “radius”, que puede traducirse como “rayo”.
-La palabra griega “logia”, que es sinónimo de “estudio”.

La radiología es el uso médico de la radiación electromagnética del espectro que denominamos X ( longitud de onda entre 10 y 0,01 nanómetros, correspondiendo a frecuencias en el rango de 30 a 30 000 KHz (de 50 a 5000 veces la frecuencia de la luz visible). Se usan para:

Diagnosticar enfermedades a través de imágenes como cuando nos tomamos una radiografía de tórax para descartar una neumonía o la mamografía para screening, diagnóstico o control del cáncer de mama. La radiología simple puede auxiliarse de contrastes radiográficos como los empleados en la Urografía de Excreción para el estudio del aparato urinario o la angiografías (estudios vasculares) Los rayos X se emplean para la producción de imágenes tomográficas (Tomografía Axial Computarizada) siendo la Tomografía Multicorte la versión más avanzada de esta técnica.

Radiología Intervencionista: Usa los rayos X para guiar procedimientos médicos como cuando en block quirúrgico se hace un procedimiento traumatológico de colocación de placas y tornillos o en Cardiología se efectúan angioplastias (colocación de Stents).

Tratar enfermedades mediante radioterapia, más que de rayos X, de sus “hermanos mayores”, lo rayos Gamma (radiación electromagnética de frecuencia más alta que la de los X).