Imagenilogía Médica

Mamografía

La mamografía es una imagen de los senos obtenida con rayos X de baja dosis. Se puede usar como examen mínimamente invasivo para la detección precoz de patologías mamarias en poblaciones asintomáticas (screening o cribaje) o como método de diagnóstico en aquellas/os pacientes en las/los que el médico tratante halló signos y síntomas de enfermedad mamaria. Se emplea en este caso como método de diagnóstico y control.

Hasta el momento, la mamografía, es el mejor método para encontrar tumores cuando aún son tan pequeños que no pueden ser palpados.

Mamografía

La mamografía es realizada por un técnico radiólogo y luego la imagen es interpretada por un médico que informa el estudio.

Durante la mamografía, la mama se somete a presión entre dos placas para aplanar y dispersar el tejido. Esto puede resultar incómodo por unos segundos pero es necesario para que la imagen que se obtenga sea buena.

Una buena práctica es programar la mamografía lejos del período menstrual.

Al concurrir a realizarse la mamografía es importante llevar los estudios anteriores que permiten comparar con la situación actual.

En nuestro país el desarrollo de la mamografía ha jugado un papel relevante en el diagnóstico oportuno, ya que el cáncer de mama puede desarrollarse sin presentar síntomas.

Ocasionalmente, una mamografía puede pasar por alto un cáncer o encontrar tumoraciones sospechosas de ser cáncer que luego no lo son. Por ejemplo, es más difícil identificar irregularidades en mamografías de mujeres con tejido mamario denso. Por eso, también se puede indicar la ecografía como complemento de la mamografía. De todas formas, la mamografía sigue siendo el método más eficaz para la detección del cáncer de mama.

FUENTE: Comisión Honoraria de Lucha Contra el Cáncer http://www.comisioncancer.org.uy/uc_213_1.html y CHLCC

La Mamografía digital es un sistema de mamografía en el que la película de rayos X es reemplazada por un conjunto de detectores cristalinos o gaseosos. Estos sistemas son similares a los que tienen las cámaras digitales y su eficiencia permite obtener mejores imágenes con una dosis más baja de radiación. Estas imágenes de las mamas se transfieren a una computadora para su revisión por un radiólogo y para su almacenamiento a largo plazo. La experiencia del paciente durante un mamografía digital es similar a la de una convencional.