La exposición solar sin la protección adecuada para el área de los ojos puede causar enfermedades a su visión.

Con las altas temperaturas que venimos enfrentando en los últimos días, es imposible no estar en la playa por un largo período de tiempo, por eso los cuidados con sus ojos deben aumentar. Es en esta época en que los rayos ultravioletas (UVB) son más agresivos, aumentando el número de quemaduras solares e irritaciones córneas entre otros.

La larga exposición a los rayos solares sin la protección adecuada puede traer algunos problemas, como inflamación en la córnea (ceratitis actínica), que en su gran mayoría son personas que permanecen entre 06 horas a 12 horas al sol. Sus síntomas son enrojecimiento, dolor en la región y sensación de arena. En este caso se recomienda que se lave bien los ojos con suero fisiológico.

En el caso de algo más grave o algún tipo de inflamación o incomodidad que pueda perjudicar su córnea, se recomienda que busque a su médico oftalmólogo de confianza para la indicación de colirio adecuado.

Lentes de sol además de un hermoso adorno fashion son fundamentales para la protección y salud de su visión.

ojos

Para evitar cualquier daño a su visión, lo indicado es usar gorras o sombreros y lentes de sol, con protección contra la radiación UVA y UVB dado que el exceso de esta radiación puede causar daños irreversibles.

Las lentes oscuros de origen dudosa en vez de ayudar pueden causar un daño irreversible a lo largo de los años. Cuando usamos lentes solares la pupila dilata, las gafas oscuras adecuadas presentan del 99% al 100% de protección para evitar cualquier daño, a diferencia de los lentes solares de origen dudoso que no presentan ningún tipo de protección, permitiendo así que los rayos UVA y UVB penetren de forma directa en las pupilas.

Los expertos explican que la radiación directa aumenta las posibilidades de desarrollo de cataratas, pterigio (crecimiento de membrana sobre la córnea que puede distorsionar o cubrir la visión), cáncer de piel en los párpados y degeneración de retina.

ojos

Cuidados a la hora de practicar buceo.

Al entrar en el agua del mar o en la piscina una gran idea de protección son las gafas de natación, ya que el agua puede tener sustancias que pueden causar ardor, picazón y hasta enrojecimiento. Si observa que después de entrar en el agua sus ojos están irritados, haga compresa de agua filtrada y helada.

Si sus ojos presentan secreción amarillenta o blanquecina, busque su oftalmólogo. Puede ser una conjuntivitis que es muy común en esta época del año, la bacteria transmisora prolifera principalmente a altas temperaturas. La inflamación, es contagiosa y puede ser causada por el agua del mar contaminada, piscinas con exceso o falta de cloro. Su tratamiento se realiza con agua filtrada o suero fisiológico, si es un poco más severa será indicado incluso el uso de un colirio con antibiótico.

Recuerde que cualquier tratamiento debe ser prescrito por un oftalmólogo. Los medicamentos no se deben utilizar sin la prescripción médica.

Para la producción de vitamina D para nuestro organismo, es esencial pequeñas cantidades de UV. Evite la exposición excesiva que puede causar problemas crónicos en la piel, los ojos y el sistema inmunológico, el cáncer es uno de los riesgos.